Se encuentra usted aquí

Disponible en:EnglishEspañol

La igualdad refuerza la eficiencia económica, fomenta la productividad, el crecimiento y la diversificación: Alicia Bárcena

Secretaria Ejecutiva de la CEPAL recalcó los efectos positivos de la igualdad para una mejor recuperación tras la pandemia, en evento de alto nivel organizado por el Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de las Naciones Unidas.

22 de julio de 2020|Comunicado de prensa

abi4_ok_675.jpg

Alicia Bárcena, Secretaria Ejecutiva de la CEPAL
Alicia Bárcena, Secretaria Ejecutiva de la CEPAL, durante el evento virtual realizado el miércoles 22 de julio de 2020.
Foto: CEPAL

“No existe una compensación (trade-off) entre igualdad y eficiencia económica. Ambas se complementan y refuerzan mutuamente”, señaló hoy Alicia Bárcena, Secretaria Ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) en un evento de alto nivel organizado por el Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de las Naciones Unidas (DESA, por sus siglas en inglés).

La alta funcionaria de la ONU compartió visiones con destacados expertos internacionales, como el Profesor de la Universidad de Columbia y Premio Nobel de Economía Joseph Stiglitz, los también profesores de la misma universidad Jeffrey Sachs y José Antonio Ocampo, el ex Presidente de Chile Ricardo Lagos, entre otros destacados panelistas, durante el lanzamiento de una nueva publicación del Consejo Consultivo de Alto Nivel de las Naciones Unidas sobre Asuntos Económicos y Sociales (HLAB, por sus siglas en inglés).

En el evento titulado “Recuperarse mejor: Desafíos y oportunidades económicas y sociales” (Recover Better: Economic and Social Challenges and Opportunities), Alicia Bárcena destacó a la igualdad como un instrumento clave en la recuperación post pandemia del COVID-19.

“Recuperarse mejor en América Latina y el Caribe significa hacerlo con igualdad, pero una igualdad considerada como un objetivo del desarrollo económico”, enfatizó. “El impacto de la igualdad debe verse en la productividad, el crecimiento y la diversificación económica mediante una expansión de las capacidades humanas”, agregó.

En su intervención, Bárcena señaló que la igualdad es también necesaria para la formulación de políticas ya que constituye un pilar en la construcción de las instituciones. “La pandemia nos ha mostrado que en nuestra región tenemos la urgencia de implementar un cambio estructural y ponernos al día en materia tecnológica. También nos ha mostrado muy claramente que la intervención del Estado es crucial para la protección social y la inclusión, ya que el mercado no nos ayudará a igualar la sociedad”, declaró.

La Secretaria Ejecutiva de la CEPAL recordó que, tal como dijo recientemente el Secretario General de las Naciones Unidas (António Guterres) en su discurso por el Día Internacional de Nelson Mandela, necesitamos un nuevo pacto político y social que se materialice a nivel nacional, regional e internacional.

Asimismo, indicó que la pandemia ha mostrado además las vulnerabilidades del modelo de globalización y la fragmentación de las cadenas de valor productivas. “Veníamos de un mundo que ya era más desigual, con un multilateralismo debilitado por rivalidades geopolíticas, a lo que se sumó el cambio climático y una economía basada en combustibles fósiles. También en América Latina y el Caribe venimos de una sociedad que tiene menos confianza en sus gobiernos, lo que ha afectado la legimitidad de la democracia”, indicó.

En su presentación, Bárcena recordó que la experiencia de la región en la década de los años 2000 fue positiva en términos de reducción de la pobreza: casi 60 millones de personas salieron de esa condición. “Pero ahora debido a la crisis de la pandemia estamos en el lado contrario”, explicó, ya que se calcula que 45 millones volverán nuevamente a la pobreza, a lo que suma una contracción económica muy pronunciada.

Alicia Bárcena insistió en que lo que se necesita actualmente es avanzar hacia un cambio estructural para diversificar e incrementar la intensidad tecnológica de la estructura productiva latinoamericana, y una mayor  cooperación multilateral, ya que el mayor riesgo que corre la región es volver a una reprimarización de las economías, al uso de combustibles fósiles y a las industrias extractivas.

“Las políticas industriales son esenciales para la selección de algunos sectores. Esta pandemia nos ofrece las oportunidades para superar los viejos patrones de especialización y movernos hacia una transición energética, por ejemplo, lo que a su vez tendría un impacto en la sustitución de importaciones”, dijo Bárcena.

Para lograr una mayor igualdad se requiere una protección social universal, prosiguió la Secretaria Ejecutiva de la CEPAL. “Ese es un punto clave”, remarcó, y puso como ejemplo a algunos países de la región como Costa Rica, Uruguay y Cuba, que han logrado impementar sistemas de salud más inclusivos.

Además, Alicia Bárcena enfatizó la importancia de contar con sistemas tributarios y de redistribución del ingreso más progresivos y universales. “En suma, necesitamos un rol del Estado más fuerte para lograr una reforma fiscal. Esta es una región (América Latina y el Caribe) que no tributa lo suficiente; tenemos una carga tributaria promedio de 22%, que es muy baja comparada con los países de la OCDE. Los ricos deberían pagar más”, dijo.

En este ámbito, recalcó la necesidad de contar con políticas fiscales expansivas y combatir la evasión tributaria. “Y sobre todo, requerimos una mayor integración regional. Eso es esencial. El mundo post pandemia será un mundo de regiones y bloques. Por eso debemos movernos juntos en nuestra región”, finalizó.

Contacto

Suscripción

Reciba las novedades de la CEPAL por correo electrónico

Suscríbase