Se encuentra usted aquí

Disponible en:Español

La posibilidad de exportar frutas deshidratadas sienta las bases para la cadena de valor de snacks saludables en El Salvador

La sede subregional de la CEPAL en México y el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) está estudiando la cadena de valor de snacks saludables de fruta deshidratada a petición del Ministerio de Economía (MINEC)

29 de marzo de 2016|Nota informativa

La colaboración con la sede subregional de CEPAL en México surge del interés del Gobierno de El Salvador por fortalecer su política industrial y mejorar sustantivamente las cadenas productivas mediante su escalamiento. La elección de esta cadena fue responsabilidad del Ministerio de Economía (MINEC) y tuvo como punto de partida las experiencias previas en la exportación de semilla de marañón al mercado europeo, así como la exportación en pequeña escala de fruta deshidratada.

El desarrollo de esta cadena de valor tiene como meta-objetivo principal la inclusión de productores rurales y locales como proveedores de frutas para su deshidratación al mismo tiempo que se consolida el eslabón de procesamiento constituido por un grupo de deshidratadores relativamente heterogéneo.

En marzo de 2015 se realizó en San Salvador la primera mesa de diálogo de la cadena  para validar los resultados del diagnóstico y las restricciones observadas. En dicho encuentro se presentó la identificación de los actores que conforman la cadena, las tendencias en el consumo y la exportación de snacks saludables. En cuanto a las restricciones principales que fueron identificadas se destacan:

  • Problemas en la proveeduría de frutas tradicionales de producción nacional (como el ananá y el mango), por lo que se requiere de frutas importadas complementarias;
  • Falta de campañas para promocionar el consumo de snacks saludables a nivel nacional, e
  • Insuficiente acceso al financiamiento y falta de información de las instituciones de apoyo a exportaciones.

En la segunda mesa de diálogo, se propusieron 6 programas centrados en la gobernanza de la cadena, la producción frutícola de calidad pequeña escala, la innovación de productos y procesos en la elaboración de fruta deshidratada, un esquema de comercialización para la consolidación del mercado interno y la exportación, entre otros asuntos. Vale la pena destacar que, tras la finalización de la segunda mesa de diálogo se conformó entre los deshidratadores presentes la Asociación de Deshidratadores de Fruta de El Salvador (ADEFRUDELSAL) y que, por otro lado, CEPAL está apoyando al MINEC en la realización de un estudio de mercado para la comercialización y exportación de fruta deshidratada salvadoreña.

Suscripción

Reciba las novedades de la CEPAL por correo electrónico

Suscríbase