Se encuentra usted aquí

Disponible en:Español

Alicia Bárcena llama a abordar con urgencia las desigualdades territoriales en la región en especial las que afectan a los grupos más vulnerables

La Secretaria Ejecutiva de la CEPAL intervino en el acto de presentación de la Política General de Gobierno de Guatemala 2020-2024, donde destacó la importancia de la planificación para el desarrollo con visión de largo plazo para la implementación de la Agenda 2030.

16 de enero de 2020|Noticia

La Secretaria Ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), Alicia Bárcena, llamó hoy a abordar con urgencia las desigualdades territoriales en la región, en especial las que afectan a los grupos más vulnerables, durante la ceremonia de presentación de la Política General de Gobierno de Guatemala 2020-2024.

El evento fue encabezado por el Presidente Alejandro Giammattei y contó con la participación del Gabinete del nuevo Gobierno de Guatemala, así como representantes del mundo público y privado del país, cuerpo diplomático y organismos internacionales.

Durante su intervención, la alta funcionaria de las Naciones Unidas destacó la importancia de la planificación para el desarrollo con visión de largo plazo para la implementación de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible en la región.

En ese sentido, valoró la Política General de Gobierno de Guatemala como un instrumento muy importante que permite vincular el corto con el mediano plazo, territorializar los problemas y llevarlos al alcance de la gente porque permite que los ciudadanos puedan medir su progreso.

La máxima representante de la CEPAL advirtió que Guatemala tiene prioridades que debe abordar desde la perspectiva estructural. Una de las principales es la reducción de la pobreza, que afecta al 59% de la población, 70% perteneciente a zonas rurales.

“A diferencia de la mayoría de los países latinoamericanos, la pobreza en Guatemala aumentó entre 2006 y 2014 sumando más de 2 millones de nuevos pobres. La pobreza extrema también aumentó en más de 500.000 personas en el mismo periodo. Eso es algo que hay que abordar con urgencia, poniendo el foco en los pueblos indígenas, que padecen desigualdades territoriales imposibles de remontar sin la acción del Estado”, alertó.

Alicia Bárcena añadió que se estima que cada año ingresan al mercado laboral cerca de 200.000 jóvenes que buscan empleo. Sin embargo, el país sólo genera 20.000 empleos formales. Precisó que la brecha de empleos formales en 2018 era de más de 3 millones de plazas y advirtió que la demografía guatemalteca impone el imperativo de generar empleos de calidad en el país.

Afirmó que Guatemala tiene los niveles de inversión más bajos de la región y la inversión pública es insuficiente, por lo que el país requiere retomar una mirada estratégica con miras a apuntalar la provisión de bienes públicos y potenciar así la inversión privada.

Asimismo, la cobertura educativa de la educación primaria disminuyó en los últimos 12 años al pasar del 93% en 2005 al 78% en 2016 y solo el 25% de los jóvenes completan la educación secundaria. Además, un 46% de las niñas y niños del país padecen desnutrición crónica, es decir que han pasado largos periodos de su vida con insuficiencia alimentaria.

La Secretaria Ejecutiva de la CEPAL destacó que Guatemala goza de estabilidad económica gracias a políticas para el control de la inflación y el crecimiento económico de corto plazo ha repuntado desde mediados del 2018, apoyado por un sólido marco macroeconómico.

“Con una ubicación estratégica privilegiada, con una población multiétnica joven, siendo la cuna de una gran civilización, grandes reservas de biodiversidad genética y abundantes recursos energéticos renovables, Guatemala tiene un enorme potencial para generar crecimiento incluyente. Niveles más altos e incluyentes de crecimiento son cruciales para aumentar el nivel de vida de los guatemaltecos y cumplir los compromisos de los Objetivos de Desarrollo Sostenible”, señaló.

Agregó que “los retos de Guatemala exigen resultados inmediatos y puntualizó que la Política General de Gobierno 2020-2024 deberá atender estas urgencias, pero los pasos urgentes e inmediatos deben también encaminar al país a una nueva senda de desarrollo. En muchos casos será necesario revertir tendencias muy preocupantes que hoy son evidentes”, señaló.

Finalmente, Alicia Bárcena reafirmó el apoyo irrestricto de la CEPAL en el camino para enfrentar los retos y alcanzar las metas propuestas.

Suscripción

Reciba las novedades de la CEPAL por correo electrónico

Suscríbase