Se encuentra usted aquí

Disponible en:EnglishEspañol

La cooperación regional, solidaria y colectiva es clave para reconstruir un futuro mejor

En el marco del 38º período de sesiones de la CEPAL, los Estados miembros del Comité de Cooperación Sur-Sur plantearon nuevos desafíos para los países de renta media en el contexto de la pandemia de COVID-19.

27 de octubre de 2020|Noticia

Cooperación Sur-Sur

Cooperación Sur-Sur
Cooperación Sur-Sur
CEPAL

La cooperación regional, solidaria y colectiva es clave para reconstruir un futuro mejor, coincidieron ayer lunes 26 los países miembros del Comité de Cooperación Sur-Sur reunidos en el marco del trigésimo octavo período de sesiones de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), que se realiza virtualmente hasta el 28 de octubre.

Las palabras de apertura de la reunión del órgano subsidiario de la CEPAL, estuvieron a cargo de Déborah Rivas, Viceministra de Comercio Exterior e Inversión Extranjera de Cuba, y de Rodolfo Solano Quirós, Ministro de Relaciones Exteriores y Culto de Costa Rica, en su calidad de Presidente de la CEPAL y del Comité de Cooperación Sur-Sur.

Déborah Rivas, aseguró que Cuba, que hasta ayer ejerció la Presidencia del Comité, seguirá apoyando a todos los países que lo requieran en la implementación de la Agenda 2030 y en enfrentar la pandemia y sus efectos.

“El Comité de Cooperación Sur-Sur de la CEPAL debe ser capaz de responder a la actual crisis y fortalecer su accionar para acompañar de manera efectiva los esfuerzos nacionales y multilaterales para contrarrestar la pandemia”, enfatizó la Viceministra.

Durante su intervención, Rivas entregó un breve informe de las actividades de Cooperación Sur-Sur llevadas a cabo desde el trigésimo séptimo período de sesiones de la CEPAL y subrayó que su país, ratifica el compromiso con la promoción y conocimiento de la relación Sur-Sur y el desarrollo social.

Por su parte, el Canciller de Costa Rica, Rodolfo Solano, aseguró que durante la presidencia de la CEPAL tendrán como norte la coordinación y cooperación política regional, la cooperación con instituciones financieras internacionales, el apoyo al Sistema de las Naciones Unidas, y el resguardo internacional y de los derechos humanos.

Agregó que en el contexto actual, más que nunca la cooperación solidaria resulta imprescindible para alcanzar los Objetivos de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

“En nombre de Costa Rica, quiero agradecer a la CEPAL por el invaluable acompañamiento que brinda a nuestros países, no caminando enfrente ni detrás de nosotros, sino al lado”, afirmó.

Posterior a la inauguración, se dio inicio a un panel de discusión que contó con la participación de Juan Ignacio Roccatagliata, Director de la Cooperación Multilateral de Argentina; Simone Rudder, Secretaria Permanente del Ministerio de Relaciones Exteriores de Barbados; Alison Stone, Subsecretaria de la División de Asuntos Multilaterales del Ministerio de Relaciones Exteriores y Comercio Exterior de Jamaica; Gabriel Terres, Asesor de la Dirección Ejecutiva AMEXCID; y Tarik Iziraren, Director Adjunto para Política y Alianzas Estratégicas de la Oficina de las Naciones Unidas para la Cooperación Sur-Sur (UNOSSC).

Luego de las intervenciones, se desarrolló un segundo panel denominado “Desarrollo en transición: desafíos para los países de renta media en el contexto de la pandemia de COVID-19”, en el cual participaron Mario Cimoli, Secretario Ejecutivo Adjunto de la CEPAL; Jolita Butkeviciene, Directora para América Latina y el Caribe de la Dirección General de Cooperación Internacional de la Unión Europea; Mario Pezzini, Director del Centro de Desarrollo de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE); Volker Oel, Director General Adjunto para América Latina y el Caribe del Ministerio Federal de Cooperación Económica y Desarrollo (BMZ) de Alemania; Sergio Alfaro, Embajador de Costa Rica ante el Reino de Bélgica y la Unión Europea; y Mariano Berro, Director de la Agencia Uruguaya de Cooperación Internacional (AUCI) del Uruguay.

Las palabras de cierre estuvieron a cargo de Alicia Bárcena, Secretaria Ejecutiva de la CEPAL, quien destacó que la cooperación sur-sur será clave en el proceso de recuperación del COVID-19, especialmente para reforzar la integración regional con repercusiones positivas en las corrientes comerciales y financieras, las capacidades tecnológicas y el crecimiento económico.

Alicia Bárcena subrayó la alianza existente entre la CEPAL, la Unión Europea, la OCDE y Alemania, en tiempos en los que es clave fortalecer los acuerdos regionales políticos y económicos y profundizar los lazos de cooperación con otras áreas geográficas.

“No tenemos alternativa, la cooperación regional, solidaria y colectiva es la única condición habilitante para que América Latina y el Caribe puedan tener algún grado de incidencia en el proceso de redefinición de la gobernanza mundial, que ya se anuncia como una de las consecuencias del prolongado deterioro del estilo de desarrollo dominante y de su agravamiento por la pandemia del COVID19”, aseguró Bárcena.

Agregó que es necesario reconsiderar los criterios de medición y clasificación del desarrollo, y que se suspendan las graduaciones de países de renta media durante la pandemia.

Finalmente, reafirmó la urgencia de avanzar hacia un nuevo estilo de desarrollo.

“Queremos reconstruir mejor, queremos ir hacia un futuro de una manera distinta, con mayor igualdad y sostenibilidad”, concluyó.

Cabe destacar que la Mesa Directiva del Comité de Cooperación Sur-Sur quedó integrada por Argentina, Cuba, México y Perú, con Costa Rica en la Presidencia.

Contacto

Suscripción

Reciba las novedades de la CEPAL por correo electrónico

Suscríbase