Se encuentra usted aquí

Disponible en:EnglishEspañolPortuguês

México continúa siendo uno de los principales inversionistas en Centroamérica, pero su dinamismo disminuye

A partir de 2011, la IED colombiana ha sobrepasado el monto acumulado de las inversiones mexicanas en la región.

9 de diciembre de 2019|Noticia

La inversión extranjera directa (IED) de  México se ha incrementado durante el período 2009-2017 en la región de Centroamérica, pero su dinamismo ha sido menor al observado en el total de su inversión en el exterior, señala el documento La inversión mexicana en Centroamérica, publicado recientemente por la Sede Subregional de la CEPAL en México. Este menor dinamismo sugiere un reacomodo en las estrategias de inversión de las empresas mexicanas, indica el estudio.

México se ubica como el segundo inversionista en casi todos los países centroamericanos, a excepción de Panamá donde su IED ha sido menor. Durante 2009-2017, México destinó la mayor parte de sus inversiones hacia Costa Rica (24%) y Guatemala (23%), seguidos por El Salvador (19%), Honduras (17,5%), Nicaragua (8,6%) y Panamá (7,7%). No obstante, la importancia de la inversión mexicana en las economías de Guatemala, Honduras y Nicaragua es mayor que la que tiene para Costa Rica y El Salvador, precisa el informe.

Según la publicación, los mayores flujos de la IED mexicana a Centroamérica tuvieron como destino los servicios, especialmente las telecomunicaciones, y la manufactura. Asimismo, los sectores económicos a los que se dirige la IED mexicana sugieren una cierta especialización por país. En el caso de Costa Rica se observa una preponderancia en otros servicios, lo que podría indicar una selección del país a partir de sus niveles educativos, establecimiento de otras empresas mundiales y especialización de la economía.

En Guatemala la inversión en el sector de manufactura, además del de servicios, podría estar ligada con el tamaño de su economía y su cercanía al territorio sur de México. En Nicaragua también destaca la industria, vinculada posiblemente con su mano de obra, sus incentivos fiscales y los activos naturales que ofrece el país para la agroindustria.

El estudio agrega que la mayor parte de las empresas mexicanas basan su competitividad en Centroamérica en su grado de internacionalización y experiencia organizacional, su conocimiento en el sector y la aplicación de nuevas tecnologías e innovaciones en los productos o servicios que ofrecen. No obstante, explica, también se observan casos en que las empresas mexicanas basan sus ventajas en precios bajos y distribución de productos estratégicos.

Por otro lado, la investigación indica que si bien la posición inversionista de México se ha mantenido, los datos muestran que la IED colombiana ha sobrepasado el monto acumulado de las inversiones mexicanas en la región a partir de 2011. Aunque la mayor parte de la inversión colombiana se concentra en Panamá, su posición como inversionista se ha modificado en todos los países centroamericanos. En tanto, en los casos de Costa Rica, El Salvador y Guatemala, la inversión colombiana casi igualó a la inversión mexicana.

No obstante lo anterior, el informe concluye que Centroamérica sigue siendo un mercado potencial para nuevas empresas mexicanas, sobre todo las especializadas en nuevos sectores, o pequeñas y medianas, así como en sectores poco explorados como el turismo, las energías renovables y los nuevos servicios de tecnología.

 

COLOMBIA Y MÉXICO: SALDOS DE INVERSIÓN EXTRANJERA DIRECTA EN CENTROAMÉRICA, 2009-2017

(En millones de dólares)

Fuente: Elaboración propia con información del Fondo Monetario Internacional.

 

Contacto

Suscripción

Reciba las novedades de la CEPAL por correo electrónico

Suscríbase