Se encuentra usted aquí

Disponible en:EnglishEspañolPortuguês

Nuevo documento de la CEPAL examina las brechas estructurales que caracterizan a la región

El organismo regional de las Naciones Unidas elaboró una propuesta para lograr una mejor comprensión de las desigualdades que obstaculizan el desarrollo sostenido, incluyente y sostenible de largo plazo en América Latina y el Caribe.

22 de diciembre de 2020|Noticia

A pesar de que América Latina y el Caribe está constituida en su mayor parte por países considerados de renta media, es la región más desigual del mundo. Los países latinoamericanos y caribeños se caracterizan por la amplitud de las disparidades y desigualdades socioeconómicas históricas y profundamente arraigadas, la permanencia de patrones arcaicos de distribución de la riqueza y una cultura del privilegio ampliamente extendida, lo que resulta en la presencia de brechas estructurales en diversas áreas, plantea el documento Brechas estructurales en América Latina y el Caribe, una perspectiva conceptual-metodológica publicado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

Existen disparidades de ingreso, de patrimonio, de oportunidades y de acceso a bienes y servicios públicos muy importantes. Se pueden observar también grandes brechas entre hombres y mujeres, poblaciones rurales y urbanas, pueblos indígenas y no-indígenas o, de manera general, entre los que nacen en ambientes que ofrecen oportunidades de acceder a empleos de calidad y al bienestar, y los que son presos de trampas de pobreza estructural.

La desigualdad representa un freno importante para el crecimiento económico de los países de América Latina y el Caribe, y también para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Esta resulta en cuellos de botella que obstaculizan y constituyen un desafío al desarrollo sostenido, incluyente y sostenible en el largo plazo, indica el estudio en el que se presenta el enfoque de brechas estructurales para la región, propiciando su comprensión en cuanto a sus relaciones con los conceptos de pobreza, desigualdad y desarrollo económico. A partir de los aportes de la teoría de la nueva ruralidad y los nuevos enfoques de análisis de lo rural, se ofrece un conjunto de evidencia empírica de brechas en la región, con especial énfasis en las diferencias territoriales.

El trabajo se enmarca en el proyecto conjunto entre el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) y la CEPAL titulado “Nuevas narrativas para una transformación rural en América Latina y el Caribe”, cuya finalidad es analizar y poner en el debate los cambios del espacio rural y sus implicaciones en términos de política pública y oportunidades para nuevos paradigmas de crecimiento económico y desarrollo. El proyecto busca identificar oportunidades de diseño y puesta en marcha de políticas públicas que cierren las brechas estructurales territoriales, considerando las transformaciones recientes y profundas de los espacios rurales.

El documento es un punto de partida para la elaboración de diagnósticos nacionales, así como de brechas específicas en los países seleccionados (Guatemala, México, Panamá y la República Dominicana). El objetivo es medir, caracterizar y mapear las brechas estructurales en la región, con miras a comprender cabalmente las relaciones sistémicas que pueden existir entre ellas y, a partir de allí, diseñar estrategias de política públicas para cerrarlas.

 

Contacto

Suscripción

Reciba las novedades de la CEPAL por correo electrónico

Suscríbase